domingo, 23 de enero de 2011

A LOS PIES DEL SILLON. COMENZAMOS.

La zona de los barrancos de María de Huerva, es para los que vivimos en Zaragoza, un perfecto rincón para entrenar cuestas. Es como una sierra en miniatura y a 20 minutos de casa.
Las múltiples posibilidades de itinerarios y sus combinaciones son otro de los alicientes con los que nos encontramos, así como la facilidad de meter subidas de 300 m de D+, que no es mucho, si lo comparamos con otras zonas. Pero si hacemos varias, fácilmente nos plantamos en los 600 ó más, que no está nada mal para lo que tenemos aquí en el valle.

Este sábado, Mariote, Reburun, Victoriano y el que escribe estas líneas, nos hemos decidido por una salida no muy larga en cuanto a duración, 1h 30min era nuestro plan. Y con ese tiempo y el terreno, hemos ido jugando e improvisando el recorrido.

La gélida temperatura y el fuerte viento que incrementaba la sensación heladora en nuestros atléticos cuerpos, han espoleado nuestros pasos hasta que hemos encontrado poco a poco el temple necesario.

Nos dirigimos hacia las faldas del Castillo de María, y dejando el sendero que sube hacia él a nuestra derecha, hemos continuado a nuestra izquierda hasta llegar al barranco del Sillón, el cual hemos cruzado para toparnos de bruces con la primera de las potentes subidas. Un sendero que nos eleva hasta el cresteo que separa el barranco del Sillón con el de Enmedio.

Caminillo que nos conduce por subes y bajas, con los serpenteantes barrancos unos centenares de metros más abajo de nuestras zancadas ligeras, hasta enlazar con el sendero que ladeando unos metros por debajo de la plana, une los cabeceros de los barrancos de esta zona. Lo continuamos hacia nuestra izquierda, hasta alcanzar tras varios toboganes boscosos, un nuevo sendero que al seguirlo hacia la derecha nos desemboca en fuerte repecho a los campos de labranza de la plana, entre La Balsa y el Sillón.



Cruzamos a la brava los campos hasta desembocar en el sendero que nos viene de la paridera los Herreros y la balsa. Lo descendemos hacia la derecha para colocarnos así en la vertiente sur del Sillón, al que ascendemos tras echar unos breves bufidos de esfuerzo y satisfacción.



La bajada la hacemos esta vez hacia el barranco de la Dehesa, para alcanzar, tras sinuoso descenso un curioso tramo, justo al pie de los farallones que se descuelgan desde el Sillón y que se rompen al paso del río Huerva. Descubrimos así la sorprendente erosión del río y una escondida vegetación de ribera. Nos encontramos a los mismos pies del Sillón.




La salida de hoy ha dado exactamente para 1h 26 min, 14 km y algo menos de 500 m de D+. Esto no ha hecho más que comenzar!

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Epa Manu!

Muy buena la bajadica esa del Sillón, me habéis quitado la idea! :)

A ver si nos podemos incorporar a alguna salidica de estas para primavera, de momento estoy contento por el progreso en la última semana.

Ya os pillaré ya, "chicos de cuerpo atlético" :)

Baraka

Manumar dijo...

Ya me han informado que vas mejor. Poco a poco. Un abrazo a la family.

cansamontañas dijo...

¡¡Yo también quiero correr po ahí!! ¡Las fotos dan idea de unos rincones chulísimos y poco visitados, qué envidia!

carmar dijo...

Majos los rincones; en especial la zona de ribera. Fresca y húmeda ya parece ¿no?
Al final siempre encontramos los mejores lugares para entrenar cerca de casa; mientras, el Pirineo nos atrae y espera.
"zancadas ligeras" agradecidas.
Hasta pronto, brother!

Anónimo dijo...

Cansamontañas, cuando vengas por Zaragoza danos un toque. Prepararemos un recorrido atlético-gastronómico!!

Y a ti Carmar,lo mismo.Tenemos pendiente una salida por estos barrancos, te gustará.

carmar dijo...

Oye, pues sí que lo haremos. Estos barrancos ya me están llamando mucho la atención. Además, con tanta agua como baja este año por el río, han de estar bien majos.
Si alguno venís por Madrid, os convido a conocer su Sierra, que tambíen vale la pena.
A seguir en la brecha

Roberto dijo...

joder que bonito y al ladico de casa.
¿no tendréis los tracks para dejármelos? Es que no conozco la zona y me aburro de subir por la "normal" con los btteros.

Saludos
Roberto

Manumar dijo...

Personalmente no tengo GPS, y todas las salidas son sin él. Prefiero hacerlo así porque se mantiene un poco el espiritu aventurero y "descubridor". Las salidas que he hecho por esta zona (y ya llevo unos cuantos años) han sido de la forma más tradicional, algo de información sacada de un libro que seguramente conocerás "Zaragoza en btt" de Julio Benedé y Miguel Angel Campos (dificil ya de conseguir) y curiosidad. Curiosidad y salir a la aventura, encontrar un sendero y seguirlo, descubrir a dónde te lleva y poco a poco conocer por uno mismo una zona.....la satisfacción y las sensaciones creo que son más intensas. Siempre hay un hueco cuando hacemos estas salidas. Las solemos anunciar en "elatleta.com" en el foro de "Carreras por montaña en Aragón". El enlace directo lo tienes en este mismo blog, en la columna de la derecha.

Roberto dijo...

Pues si que tienes razón, si. Fuera miedos y a corretear por donde bien salga.

Os leo, y os envidio, en el atleta.com y ya me gustaría, ya, salir con vosotros. Pero solo lo haré si sus colgais piedras a la espalda.

Saludo
Roberto

Manumar dijo...

Hombre, no tienen porqué ser piedras. Je,je, si nos traes un jamón, haría el mismo efecto.