lunes, 29 de octubre de 2012

TIEMPO DE LENTITUD

Estamos en el momento, atrás ha quedado una temporada de carreras larga, al igual que en los últimos años. Temporada que se empezaba de forma tranquila, allá por Marzo con la carrera de Alcaine en Teruel y que finalizaba el pasado 21 de octubre con el KV de Pineta. Es ahora cuando terminado el mundo de lo rápido, se debe aprovechar y mirar lento, deslizarse por los caminos y senderos pausadamente, encerrarse dentro, retorcerse, girar y observar aquellos detalles que pasaron ya, pero que las prisas los hicieron efímeros. Llega el tiempo del sosiego, del devenir tranquilo, del dejarse sorprender con lo improvisado, con los antojos, del  hacer porque apetece y gusta. Disfrutar del placer que otorga el dejarse llevar sin oponer resistencia, del recorrer en círculo, en espiral, de olvidarse de la línea recta porque precisamente, dicen, es la más corta. 
Los nuevos objetivos, los planes futuros, se  incubarán poco a poco, con el freno puesto para no acabar corriendo también detrás de ellos. Se les intuye en la lejanía pero todavía no son, no están.
Disfrutaremos pues de estos días de otoño lento.







2 comentarios:

carmar dijo...

Desde las cadenas que forman el ADN de los cromosomas hasta plantas trepadoras, dientes y cuernos de animales, conchas de caracolas y tornados, las hélices son ingredientes básicos del espectáculo del universo mostrado y condensado en estas pocas fotografías. Salud y montaña, brother.

Manumar dijo...

Algo tendrán las hélices, las espirales, que transmiten tranquilidad, fuerza y paz. Aún siendo aparentemente tan sencillas, son difíciles de explicar. Salud hermano.