domingo, 9 de diciembre de 2012

FORMIGAL. DESPRENDIDOS.

"A pesar de agarrarnos, de creer que podríamos permanecer fijados como un broche a su vestido nuevo, fuimos alejados mediante un enérgico manotazo. Cual inoportunos, como a una molestia. Mediante la simple bocanada de su respiración cortante, gélida, potente, nos dejó bien claro que sobrábamos.
Volvía a cambiar su piel en este convulso inicio de invierno y quería hacerlo en soledad, sin testigos. Con ese carácter suyo, extremo, indomable. No quería ningún abalorio durante la metamorfosis y fuimos desprendidos, sin protesta ni reproche por nuestra parte. Apenas si nos había dejado acariciarla ese día".

enlace a blog de CARMAR



El siempre bosque protector.


¿Transportados sin darnos cuenta?




Arrancándose su recién estrenado traje, sin testigos.












































Volverá con una mejor y más bella piel.


3 comentarios:

carmar dijo...

Entendimos el mensaje. No era momento de importunar, así que, por si desea mantenerlas, dejamos unas simples huellas en su nieve, allí donde pensamos que no le iban a disturbar. Comulgamos con su metamorfosis. Cuando ella esté lista nosotros volveremos a integrarnos, a paladear otros gestos menos airados. Salud y montaña, brother.

Jordi Dalmau dijo...

yo el sábado subí con raquetas por la zona de Tarmañones. El viento casi nos levanta como a una cometa! Realmente el Pirineo estaba bastante intratable, pero estaba en su casa. Podía hacer lo que quisiera...

Manumar Manu dijo...

Unas veces nos deja un poco, otras todo y a veces nada. Son las reglas, pero incluso con las condiciones más duras quedan imágenes para el recuerdo.