domingo, 3 de julio de 2016

PICOS DE MALLARUEGO.


Apartados de todo, alejados de lo próximo, a la vista de cualquiera e invisibles para los ojos de muchos. Entre dos aguas,  la del Valle de Tena y  la del Ara.

Montaña de silencio, zona aislada, en la que nadie oirá tu respiración y tus pisadas. Pasto, piedra, nieve, ibón. Podrás trazar el camino que tú quieras, aquí no hay pinturas de colores que marquen tu rumbo. Todo está ahí, para ti, para ser libre de elegir por dónde, de cuándo quebrar y torcer, ahora a derecha o a izquierda, de acercarte allí o alejarte allá.

Al frente, los Mallaruego. Una, tres o cuatro cimas....qué más da. Altivos de lejos, dóciles conforme nos acercamos. 

Preciosa salida desde Panticosa que bien merece unas lineas con las que resucitar este olvidado blogg.
5h 30 min. 1700 m D+.

Mirando hacia el Valle del Ara.

Ibón de Mallaruego

Mirando la vertiente del Valle de Tena

Ibón de Mallaruego

Terreno solitario, libre. Los Mallaruego al fondo, esquina derecha.

4 comentarios:

Camiseta roja Canfranc dijo...

Olvidado, no. Algo desatendido solamente. Esperémoslo.

Manumar Manu dijo...

Que sigan existiendo lugares desatendidos, perdidos, escondidos en los que poder desatenderse, perderse y esconderse! Un saludo!

baraka dijo...

Aupa Manu! Buena salidica! Yo subiré para la ultra del Garmo, a ver si nos vemos!

Manumar Manu dijo...

Llévate buen bocata jamón! Si subo y te veo, a la cerveza te invito. Suerte Raúl.