lunes, 11 de junio de 2012

TOZAL DE GUARA. SALVANDO LOS MUEBLES.

Corta, intensa, sencilla, montañera, sufrida, bella, larga, lógica.....Suficientes y variados adjetivos que pueden aplicarse a esta carrera por montaña con la que este pasado fin de semana se ha inaugurado la Copa de Aragón de Carreras por montaña. Cada año con más participantes y cada año la gente corre más. Para cada ocasión a la que he podido asistir, elegiría un adjetivo diferente. Este año no sé con cual de ellos me quedaría. Tal vez con los de "sufrida y lógica".

 Dolencias y molestias mal curadas  tras terminar la carrera por montaña de Luesia y agravadas tras el KV de Plan, hicieron obligada una parada durante estos 15 últimos días y la sustitución de la zapatilla por la BTT. Con esta situación y tras tres visitas a Angel, el fisio de confianza que te "apaña", no sin antes someterte a sesiones de "agresiva cultura terapéutica china", nos presentamos con más dudas y temores de los habituales en la salida de Nocito. 

Buena mañana para correr, correcta temperatura y con cielo nuboso que afortunadamente protegería del sol durante toda la mañana. Este año sin tormentas, pero con los torrentes caudalosos para mejor pasarlos a la brava que ir haciendo peligrosos ejercicios de equilibrismo. Salida muy rápida, como si alguien quisiera batir el récord de la prueba o más bien lo quisiéramos batir unos cuantos. Deseando que el sendero se empinara para que el ritmo bajara un poco.





Al principio de la subida las sensaciones eran buenas, las molestias las justas así que adelante y para arriba. Pero lo normal y lo lógico es lo que suele ocurrir, que para eso es normal y lógico, y la chispa y la alegría que esperaba encontrar en la subida no aparece tras quince días a medio gas. Intento sacar el máximo colchón de tiempo en la subida, consigo llegar a la cima del Tozal con el corazón más cerca de la boca de lo deseado, con las dudas de ver cómo me van a sentar los más de diez kilómetros de pura bajada. Pero la ventaja sacada en la subida, no va a ser suficiente para que J Mª Cámara, veterano de Madrid que viene por detrás, me pase como un rayo en los primeros compases de la bajada. Y la lógica y lo normal sigue aplicando su justicia, pierdo posiciones, quien baja bien, rápido, fluido, ágil, ése es el que adelanta en este terreno. No me queda otra que el no perder el control,  no empecinarme en llevar ritmos que no  puedo llevar. Hay que intentar aguantar la segunda posición de veteranos, ya llegarán tiempos mejores. Sufrida, ese es el adjetivo que pasa por mi cabeza en estos últimos kilómetros, aunque "sólo" son 21 km. Sufrida, lógica y justa.





Fotos tomadas de Monrasin y la organización.


6 comentarios:

Gabi dijo...

Buen relato de la carrera.
Enhorabuena por ese segundo puesto que no esta nada mal y ahora a recuperar un poquito esas molestias para estar preparado para la siguiente carrera.
Un saludo.

Manumar dijo...

Gracias por los ánimos Gabi. Que disfrutes tú también con la escalada!

Anónimo dijo...

¡¡ánimo Manu!! ya pillarás tu buena forma do not worry and disfruting o...bi japi que dicen los perros ingleses. ¿y esa camiseta roja? ¿nos vemos en Canfranc? ¿en Collarada? ¡¡el verano ya está aquí todo para nosotros!!

carlos cansamontañas

Manumar dijo...

Zenkiu Charles! Me parece que ni Canfran ni Collarada, coinciden con Boca y con el KV de Granada.

Jordi Dalmau dijo...

buena crónica y buena carrera por lo que veo, pese a tu "baja forma". Ya me gustaría a mi estar así de "en baja forma"!
Este año no la he corrido, pero tengo muy buenos recuerdos de la edición anterior.
salud!

Manumar dijo...

Gracias Jordi, ya sabes que en esto del correr uno se convierte fácilmente en un "quejica" y más cuando los dolores te impiden hacer lo que te gustaría hacer. A seguir disfrutando que tienes muy buenos planes en próximos días.