lunes, 16 de julio de 2012

KV SIERRA NEVADA. OTRA VEZ.



Otra vez, pero diferente. Como el año pasado, pero distinto. El viernes, salíamos de Zaragoza parte de la selección aragonesa de KV dirección a Granada (Pilar Prades y el que escribe) para encontrarnos, tras recorrer cerca de 800 km, con el tercer integrante del grupo, Toño Algueta. Pocos, pero bien avenidos. Pocos, pero con entusiasmo y buen rollo.



Calor agobiante que se materializa de forma contundente en el momento de bajar del coche y sobre todo una vez alcanzado nuestro destino, Sierra Nevada. A pesar de encontrarnos a 2.000 m de altura y ser ya cerca de las siete de la tarde, la sensación de calor es intensa.
Pili con la selección femenina catalana, que si no le hacemos la foto le da algo.
Nos cambiamos rápidamente con la idea de estirar un poco las piernas  tras el largo, aunque ameno y distendido viaje, desde tierras aragonesas y así hacer algo de tiempo para la recogida de dorsales y la posterior charla técnica. Ascendemos al trote parte del recorrido que al día siguiente correremos en la prueba de KV, lo suficiente para mover las piernas y romper a sudar alegremente. Encuentro con caras conocidas de otras carreras, risas, fotos, integrantes de otras selecciones. Las situaciones típicas de estas ocasiones.

Pues si Pili sale en la foto, nosotros también.
Con el amigo Pedro, que sería tras la carrera subcampeón de España de veteranos.
Nos recogemos pronto en nuestro hotel, unos kilómetros más abajo, coincidiendo con la selección valenciana. Son catorce integrantes y con una edad media de unos veinticinco años, pero no nos preocupan, el hotel es grande y hay espacio para todos!

Pequeños rituales antes de bajarnos a cenar.

Toño y Manu

Pilar

La salida se encuentra en la misma estación de esquiar, a esos 2.000 m de altitud y tras 4,7 km, nos subirá a algo más de los 3100 m. Se trata de una carrera sin dificultad técnica, por terreno de pradera con tramos más o menos inclinados, pero muy, muy dura. El protagonista es la altitud, la sequedad del aire, esta combinación hace que los latidos del corazón en máximo esfuerzo sean agotadores. Como decían, recorrido corredero, pero  para el que pueda.

La flexibilidad de Toño a las 8 de la mañana.


Que se note, OE OE OE!!
 Son las 10:30 cuando comenzamos. Rápidamente  las piernas vuelven a ponerse duras, a pesar de que creo ir a un ritmo más tranquilo que en otras ocasiones, expectante, tras los veteranos Salvi y Pedro, intentando hoy aguantar su ritmo, ser prudente y esperar. Poco a poco vamos ascendiendo y el grupo se estira. La boca ya está seca, totalmente. Salvi se va alejando, Pedro  no tarda en adelantarme y seguir tras él. Reconozco sus zapatillas cuando me pasa. Creo que no levanté la vista del suelo más que en dos ocasiones, breves segundos y sólo para mirar hacia adelante. Pocas veces he visto tan cerca la tentación de parar como en esta ocasión, la sensación de mareo, de esfuerzo inútil, va dinamitando esa fuerza extra tan imprescindible en este tipo de carreras. Continúo intentando encontrar un  ritmo más cómodo, pero aquí no hay nada cómodo, me alcanza otro veterano José Tomás. Ya no sé ni en qué posición voy, pero da igual, no se puede alejar. Durante unos metros mantenemos el mismo ritmo, se va, me acerco. Tras escasos pero eternos minutos veo que definitivamente no le voy a poder adelantar, las bandeloras de meta señalan el final de este suplicio. Están allí mismo, la pendiente se pronuncia aún más y ya está todo dado. No queda nada más que  poner, nada más que poder gastar. Cada cual en su verdadero sitio, en su merecida posición. Salvi primero, Pedro segundo, José tercero... y yo cuarto.  

Toño Algueta ha llegado a meta y lo han tenido que parar, que si no aún sigue subiendo hasta El Veleta. Un magnífico noveno puesto de la general. Espero a Pili Prades, frágil, fuerte y dura al mismo tiempo. Se pena por no haber podido superar en los tramos finales a otra corredora veterana. Pero ser subcampeona veterana de España está muy bien......pero que muy bien.

Enhorabuena Pilar!

4 comentarios:

cansamontañas dijo...

En Aragón podemos estar orgullosos de nuestra representación en esa prueba: Pocos pero valientes y con excelentes resultados. ¡¡Enhorabuena campeones!!
Nota: El próximo año prepárate mejor con una semanica de vacaciones: Pones la base en el Balcón de Marboré y a correr todos los días arriba y abajo, je,je... entrenamiento en altura a tope.

Manumar dijo...

Gracias Carlos por los ánimos. Me apunto ese entreno para la próxima. El problema es sacar el tiempo para poder hacerlo. Buen verano.

Miguel Angel dijo...

Muy grande Manu, ser cuarto es un puestazo, aunque siempre quede la espinita del casiiii.
Ahora a disfrutar de las vacaciones.
Y para el club un orgullo que estés en la selección de Aragón, hace tiempo que te lo tenías merecido

Manumar dijo...

Muchas gracias Miguel Angel por tu comentario. Así da gusto!