domingo, 10 de marzo de 2013

OSÁN, DIFERENCIAS.

"Diferente, distinto, es lo que tiene cada día que pasa o cada día que llega. Esa es la razón, el motivo, el impulso, el porqué y el para qué. No hay dos iguales, habrá un mismo camino, un mismo itinerario que nos acerca, un mismo peregrinar por las ermitas, el mismo praderío, pero todo tan diferente. Escondido esta vez, sumergido en un blanco y húmedo colchón. Irregular y agotador colchón, aunque transmita paz y sosiego. Manto que desaparecerá ante nuestros ojos con el transcurrir del tiempo, que cede frágil bajo nuestras frías pisadas.

Volveremos en breve y otra vez cruzaremos sus arroyos caudalosos, de nuevo seremos bautizados por sus aguas en la vertiginosa caída al abismo. Mientras, inclinaremos humildemente la cabeza durante un ascenso que purgará nuestras debilidades, serpentearemos por sus empedrados senderos, dócil y placenteramente, dejando un borroso halo de húmedo y efímero vapor. Será en otro instante, en un nuevo día y ya sólo por eso, gracias a eso, volveremos a disfrutar de la inesperada y bella diferencia."

 Osán-Subida de las Ermitas-Sta. Orosia-Isún-Osán.


¿Iguales?, diferentes.














 

7 comentarios:

pachi dijo...

vaya fotos¡¡¡¡ y vaya pareja... igualicos igualicos, de diferentes nada¡¡¡

Anónimo dijo...

Hola, soy tronquito! qué gozada! yo había pensado subir un domingo de madrugada antes de la carrera para entonar las piernas, pero ya veo que eres mas decidido que yo.Animo y a seguir así

Manumar Manu dijo...

Pachi, igualicos, igualicos...no. Rebu tiene más pelo y yo soy algo más alto. Nos damos un aire, eso sí.

Tronquito, me alegro de que te asomes por este blog. Espero que nos veamos por Osan y que entonces no esté el terreno como estaba en esta salida.

Salud y montaña!

carmar dijo...

Qué más da un poco de ducha cuando ya antes se ha lavado uno los pies en el torrente.
Qué bonito resulta el sendero de las ermitas, y más en estas condiciones.
Ánimo que las piernas, para la carrera, estarán ya entonadas.
Nada que opinar sobre el pelo de la cabeza, si en ello englobamos la barba. Salud y Montaña.

Anónimo dijo...

Quien suscribe el articulo es Manuel Machado?
Saludos
Mariote

TOPETE dijo...

Peazo de poeta!! besikos.

Manumar Manu dijo...

Debe ser por la falta de riego que produce el esfuerzo. A veces se me descontrola, lo reconozco....pero me da igual, y me gusta. Un abrazo Mario y Topete!!