domingo, 16 de junio de 2013

A TUS PIES, PARTACUA.


Sólo un principio y un final, nada más es necesario. Sólo ganas de encontrase de nuevo con la esencia, con lo verdaderamente importante y nada más. No es necesario un camino, ni tan siquiera un sendero, sólo el dejarse llevar, ver, descubrir, avanzar sin prisa alguna, aunque no despacio. Cansarse sin darse uno cuenta de que te estás cansando. Parar a mirar cómo la nieve se va derritiendo, cómo se transforma en un agua cristalina que cruza praderas empapadas, que llena ibones inexistentes en otros momentos, que rebosa embalses con absoluta generosidad. Sorprenderte de cómo un grupo de sarrios, en plena faena de cambio de pelaje, cruza ágil y veloz estas laderas, cómo las crías siguen obedientes a sus madres venciendo la curiosidad hacia lo extraño. Maravillarte de la belleza de lo abrupto, de corredores escondidos y todavía repletos de nieve, donde la imaginación y los recuerdos pasados, resurgen para volver a mezclarse con el caminar y el correr. Admirar, es a veces, algo muy fácil de conseguir. Únicamente necesitamos  el dejarnos sorprender por la belleza. Por la simple belleza de estas montañas. 

En este sábado, es lo que hemos conseguido Victoriano y yo. Recorrer las faldas de la Sierra de Partacua o Telera, ofrece unas enormes posibilidades, sin grandes desniveles pero con constantes subidas y bajadas, terreno  variado y sin complicaciones, perfecto para dar rienda suelta al libre correr y a la improvisación.

Libertad absoluta durante 30 km, 1.200 m de D+ y 4:30 h.

Ibón de Piedrafita




Fuentes del Goluso.

Canal del Pan.




Pta. Escarra y Rincón de La Balsera, desde la collada de las Forcas.

Regresando hacia Tramacastilla. Al fondo la perfecta collada de Las Forcas

Telera o Partacua, "Diagonal", "Mª José", "Y."...un mundo.

























2 comentarios:

francisco javier san miguel dijo...

fotazas ¡¡¡¡ como es eso de que la virtud de la rapidez a veces se confunde con el vicio de la prisa y la virtud de la paciencia se confunde con el vicio de la lentitud ??? o algo así...
vaya pareja ¡¡¡¡¡

Anónimo dijo...

Ya veo que ha llegado la primavera al bloq. Un abrazo,
Mariote