lunes, 21 de febrero de 2011

AL OTRO LADO DE LA TONDA.

                     Tocaba hacer ya una salida corriendo por el monte, aunque estamos todavía en febrero y aún quedan algunos meses para que empecemos la temporada de carreras, no hay que descuidarse y empezar a entrenar ya en serio. Elegimos hoy una zona poco conocida, el entorno de Talamantes, pequeño pueblecito de la provincia de Zaragoza en las proximidades de la sierra del Moncayo. Mariote, perfecto conocedor de estas sendas, nos ha preparado un recorrido variado que nos llevará desde Talamantes hacia Calcena, descubriendo el otro lado de La Tonda, punto emblemático de esta zona con sus 1.500 m de altura.
La mañana comienza con no mucho frío y el cielo aguantando con confianza la posible lluvia.
Empezamos la subida hacia el Collado del Campo ascendiendo por el precioso sendero en el que transcurre parte de la "Carrera por montaña de Talamantes". Una vez alcanzado este collado, descendemos hacia la otra vertiente de la sierra por el barranco de la Covachuela. Sorprendente por sus colores, sus curiosas formas y sus peñas, que dan cobijo a una importante colonia de buitres. Alcanzando casi su final, nos dirigimos por sendero a nuestra derecha, hacia el Collado Somero desde el que descenderemos por la PR-4 hacia los corrales del Boquero (en las proximidades de Calcena). Breve parada entre sus derruidos muros para poder avituallarnos con algún que otro puñado de sofisticada gastronomía deportiva (lacasitos, pasas con chocolate y alguna barrita de cereales) y nos adentramos por el barranco de Valdemaderas, única zona que Mariote no conocía y por lo tanto con la duda de saber el estado de su sendero (trazas) escasamente transitado.
Unos cuantos kilómetros más arriba y tras habernos peleado con diferente suerte con la maleza autóctona (principalmente zarzas), decidimos darnos la vuelta por donde habíamos venido para alcanzar nuevamente el Collado Somero. Descendemos al barranco de la Covachuela para continuarlo brevemente, en descenso donde lo habíamos dejado una hora antes y separarnos de él nuevamente por duro sendero hacia el Collado del Campo. Breve parada en el refugio de La Caseta para reponernos de la última subida exigente del recorrido. Alguna tímida gota nos anima a acelerar el paso, ya de regreso hacia Talamantes.

Vista del barranco de la Covachuela por el que hemos descendido


Buitreras en las verticales paredes del Bº de la Covachuela.
Desde el collado Somero, al fondo La Tonda y la parte final de la última subida que todavía nos espera para llegar al Cº del Campo y regresar a Talamantes.

Collado Somero, al que subimos dos veces (ida y vuelta)

Al final 3h 30 min, contando paradas con sesiones de fotos, para hacer unos 22 km y más de 1.300 m de D+. Otra buena "quedada", por supuesto terminada con sus correspondientes cervezas y tostadas con aceite y jamón. Lo mejor para recuperar.



Resto de fotos pinchar aqui

5 comentarios:

chema dijo...

Envidia cochina me da.
Me tentaba mucho apuntarme, pero un madrugón el sábado me hubiera arruinado la vida.
Me alegro que lo pasárais bien.

MANOLI CXM dijo...

Mucha más envidia cochina, eso es un entrenamiento, ale, empezando la temporada, voy a dejar de leer blogges antes de que mi autoestima siga bajando. Preciosas las fotos, muy bonita la zona.

Gabi dijo...

Muy guapas las fotos y vosotros vaya makinones.
A seguir disfrutando, un saludo.

Manumar dijo...

Pues eso que no están colgadas las fotos de lo más importante, esas pedazo de cervezas con pan tostado, aceite de Ambel y jamón.....y algún torrezno. Qué mejor forma de recuperar las energías gastadas. Un saludo a tod@s.

Anónimo dijo...

Joer, que bonito y que bien lo pasais, perrakos!! Pronto estare con vosotros pa dar guerra.
Topete