lunes, 7 de febrero de 2011

PICO DE LECHERIN o GARGANTA DE BORAU (2.568 M)

El Pico de la Garganta de Borao o Pico de Lecherin (2.568 m), se encuentra al E. del conocido y "supervisitado" Aspe. Uno de los puntos de partida para su ascensión es desde el valle de Aisa.

Me imagino que como muchos a lo largo de los años, vamos teniendo una lista de cosas que  se querían hacer, pero que por una u otra razón se han quedado  pendientes y un poco "arrinconadas", esperando pacientemente que llegue su momento oportuno para realizarse.  Este pico estaba en mi lista y hoy sábado, 5 de febrero, era el momento.

Como el 30 de Diciembre, cuando estuvimos Carlos y yo por aquí para subir al Puntal del Bozo, la nieve vuelve a escasear en las cotas bajas. Los fuertes vientos de estos últimos días han modificado el bello paisaje "redondo" del pasado fin de semana. Toca pues portear las tablas para alcanzar la continuidad de la nieve, y ésto no será hasta llegar a los 1700 m.

El itinerario de subida es obvio. Hay que abandonar el camino normal al Aspe para encaminarnos a nuestra derecha, hacia la Garganta de Aisa, ya por terreno solitario y poco transitado.
Superar la fuerte pendiente desde el fondo de la garganta hasta el collado, entre el pico y los Mallos de Lecherines, es tarea costosa y permite a uno darse cuenta de la gran variedad de tipos de nieve con los que nos podemos encontrar.

Pico Lecherín con el collado al que hay que subir a la derecha
Desde el collado, y ya sin tablas, la pendiente se acentúa para entrar en un evidente corredor (hay alguna otra variante más a la derecha que nos dejaría también en la cresta final, pero más alejados). El corredor (por el que se salvan unos 150 m de desnivel) no baja de los 45º, y la sensación es que en los tramos finales, donde se bifurca, se endereza algo más.  Elijo el ramal de la derecha (más arriba me daría cuenta de que la mejor elección habría sido el de la izquierda, que es el que desemboca directamente en la cima).
Vistas del Mallo de Lecherin desde el comienzo del corredor.
La salida impresiona (por lo menos a mi) ya que se hace directamente sobre el filo de una arista de nieve, muy estrecha, con cornisa, poco consistente y con un patio al otro lado que te pone las orejas tiesas (por si uno no las llevaba ya de antes). Escasos 10 metros hacia la izquierda para alcanzar la cima, pocas fotos (batería bajo mínimos) (la cámara go-pro sin nada de nada) .

Impresionante salida. Esa cornisa no la ves hasta que no se sale del corredor.

Cima y filo de la cresta, con cuidado!


Vertiente Norte, Tortiellas a nuestros pies.
 Media vuelta e iniciar el descenso con "cuidadin", de los de bajar castigado "de cara a la pared" hasta el collado.

Quitamos crampones y a por las tablas! Descenso  vertiginoso hasta el cubilar de Rigüelo, fin de nieve y a relajarse un rato con un bocata, que sin darme cuenta no he probado nada más que una barrita y un kit kat en todo el día.

De esas salidas en las que sin haber una excesiva dificultad técnica, le exigen a uno ir con la posición de "alerta" activada un buen rato.


                                              VIDEO

2 comentarios:

carmar dijo...

Hi brother,
¡Vaya con la cornisa! Aún me sudan las manos. Dime qué te queda en esa lista, que me apunto aunque nada más sea para no dejarte sólo.
Please remember that we need you here. Up or down, but here.
Hasta pronto y que se aguante la nieve.

Manumar dijo...

Ya sabes que nunca voy "sólo".
Nos vemos.