domingo, 6 de octubre de 2013

SUBIDA AL LITRO.

El día amanece con todo el Pirineo sobresaliendo de las nubes, agarradas "de sur"  y con fuerza a los valles,  anunciando ya con las primeras luces del sol, que en cuanto caliente un poco, tras la intensa lluvia de ayer, el buen tempero hará que los colores limpios y brillantes de la montaña salgan a borbotones.

Hoy nos vamos a una de esas cimas modestas, desconocidas para muchos, salvo para los habitantes de la zona. La habremos visto infinidad de veces, pero se encuentra enmascarada por el panorama del que forma parte, dominado por las altas y rocosas cumbres. Zona de pastoreo de vacas y deambular de sarrios, que dan buena cuenta de sus pastizales y solitarias laderas.

En el pequeño pueblo de Linás de Broto y gracias a la iniciativa y tesón del Albergue El Último Bucardo, hemos descubierto este entorno de cotas con pasto de media montaña, ideales para correr y entrenar aprovechando sus privilegiadas vistas. Muy exigentes en cuanto al trazado para su ascensión. Tres son los montes que desde el albergue nos invitan a subir, considerándolos como tres subidas de kilómetro vertical (subida al Pelupin con 798 m de D+ en 4,3 km, al Toronzué con 1046 m de D+ y 6 km y el Litro con 1100 m D+ y 5 km). Hoy Dani, Roberto y yo, nos hemos decidido por subir al Litro y descender, ampliando el recorrido, hacia el Mondiniero y regresar por el valle de Sorrosal, a los pies de la Peña de Otal.

La subida al Litro arranca de la pista que, pasado Linás y siguiendo unos cientos de metros la carretera hacia Fragen y Torla, se introduce a nuestra izquierda por el Sorrosal. Un coqueto tablón de madera nos indica el arranque del sendero que nos guiará. Mullido caminillo que va ascendiendo bajo la protección del bosque, en contínua pero llevadera cuesta........hasta que se acaba el bosque y toda la dureza de las palas herbosas aparece y comienza lo bueno de verdad. Espectaculares vistas desde su cima, no en vano estamos a tiro de piedra del valle de Ordesa y de todo su poderío, el Vignemale, Otal, Tendeñera....

Continuamos el cordal herboso hacia el Norte, con la vista indagando la cara Sur del Otal y cual intrépida vaca de Fragen, nos lanzamos desde las proximidades del collado del Cebollar hacia el fondo del barranco de Sorrosal, para regresar por buen sendero hasta Linás de Broto. Cervecita, animada charla con Encarna y a casa a comer. Lo que se dice una mañana bien aprovechada.


Hacia Litro, la cima no está cerca no, que aún queda!

Vignemale

Ordesa en todo su esplendor. Casco, Picos de la Cascada, Torre de Marboré, Cilindro, Perdido.
Cima del Litro.


Pico de Otal, al fondo.

Vista hacia atrás, el Litro.





2 comentarios:

cansamontañas dijo...

Qué buena pinta tienen esos cordales para galopar y ver paisajes guapos...

Manumar Manu dijo...

Karlosss! Cagüen que esto son tonterías al lado de las palizas que te pegas!! Pon ya la 2ª parte de tu Ultra de Guara...que nos tienes en ascuasssss.