lunes, 19 de mayo de 2014

CARRERA POR MONTAÑA SIERRA DE LUESIA....PARTICULARIDADES.

Pues ya ha pasado. La Carrera por montaña Sierra de Luesia ya sólo queda en nuestro recuerdo. Rememoraremos nuestros mejores o peores momentos tras una cerveza charlando con los amigos que aquí hemos coincidido, viendo fotos según vayan siendo colgadas en las modernas redes sociales, en los informativos y variopintos blogs, o simplemente mientras cada cual se masajea las doloridas piernas y maltrechos pies.



Además de ser una prueba puntuable para la Copa de Aragón, en esta ocasión también era Campeonato de Aragón de Clubes, lo que significaba la presencia de la mayoría de clubes aragoneses representados con sus mejores corredores. La igualdad estaba asegurada y sería cuestión de pocos puntos los que marcaran al final la diferencia. Lo que queda claro es que cada día la gente corre más. Sí, se pueden buscar excusas de que este año, en esta carrera, el terreno estaba mejor para rebajar tiempos de ediciones anteriores, pero yo me refiero en general. Pues eso, que no sé si habrá cada vez más gente que corre, pero lo que está claro es que en montaña, cada vez corren más rápido. 



Pero la entrada de este blog no va a ir más allá de comentar con estas pinceladas el asunto puramente deportivo, y sí hablar sobre esas particularidades que siempre existen en los pueblos y entornos por los que se desarrollan estas carreras. Normal que se nos escapen debido al esfuerzo, que pasen desapercibidas por  las prisas en alcanzar y no ser alcanzados, por lo fugaz que suele ser nuestra estancia.
En esta ocasión he tenido la suerte de que el amigo Julio Garde, alma mater del diseño y trazado de esta carrera (organizada perfectamente por la A.C. Fayanás de Luesia), me las pudiera ir contando con pasión y entusiasmo la tarde del sábado, sentados tranquilamente (es una forma de hablar porque con Julio ya se sabe que sentado y tranquilo....difícil). Julio además, me pasó en un "pergamino" con letra de ordenador  un detallado recorrido de la carrera, con sus puntos de control, sus cotas, tiempos de corte, pero tambien venía adornado con esas particularidades a las que hacer referencia y que resultan curiosas.

Una rápida vista de Luesia ya nos hace sospechar que aquí hay historia y de hecho, la "billa", está considerada desde el 2009 como Bien de Interés Cultural por su conjunto histórico.  Personajes ilustres han tenido relación con la "billa" como el portaestandarte de la Corona de Aragón en la batalla de las Navas de Tolosa, un tal Miguel de Luesia, alférez del rey Pedro II de Aragón. El arzobispo de Zaragoza, Hernando de Aragón, que tenía en el Castillo su casa de verano. 




 
Toponimias curiosas por las que hemos pasado en carrera, como los Puys (Puy Fonguera, Puy Moné), Filero los Ruejos, Escorrola, Palomeros, Paco de cuchareteros.
Col de Malpaso en donde allá por el año 1852, los carabineros emboscaron a una partida de contrabandistas dejándolos en el sitio. Col de Josepín, en donde Franco se solazaba cazando jabalíes......cuando era joven, allá por el 1929. Bosques frondosos de pino, hayas (gracias Carlos!), acebo, madroño, roble, arces, serbales y guillomera que sirvieron de refugio a grupos de maquis.

Y ya para acabar, un par de pinceladas históricas de interés deportivo que se me olvidaban, aquí se celebró una de las primeras "Carreras del Gallo" en Aragón, documentada en 1804.......y en el 2014 el Club Sarrios se proclamó Campeón de Aragón de carreras por montaña.


2 comentarios:

cansamontañas dijo...

¡¡Esos sarrios!! Felicidades al equipo más rápido y valiente, jajaja!!! Otra cosa: en tu repaso forestal has olvidado el haya, árbol abundante en muchas laderas de esas sierras. Una pena que coincidiera con la Media Maratón de Irati, a ver si la proxima puede ser...

Manumar Manu dijo...

Arreglado el dato de las hayas, je, je!! Y gracias por las felicitaciones. No somos los más rápidos, pero eso sí, este año tenemos un buen equipo!