domingo, 15 de mayo de 2011

LOS MIRADORES DEL PICO SABOCOS.


¡Rayos, truenos y centellas! Eso es lo que veíamos desde el alto del Monrepos junto con negros nubarrones avanzando rápidamente y cubriéndolo todo desde el Pirineo navarro hacia el oriente.

La tormenta sobre nuestras cabezas

Atravesando el valle de Tena

Las vacas, como siempre, ofreciendo los cuartos traseros a la cabeza de la tormenta.
Nos damos cuenta que ninguno de los valles a los que sería factible acercarnos, va a librarse del paso de esta tormenta, así que rápidamente desechamos nuestra idea inicial de ir a la Pala de Ip y optamos por un plan B que sería ir a Olivan y Ainielle.

¡Rayos, truenos y centellas nuevamente! Justo nos ha dado tiempo de salir del coche a estirar un momento las piernas en Olivan, cuando la tormenta que continúa su imparable avance, cruza por encima de nuestras cabezas y nos obliga también a desestimar este plan B.

Un tranquilo café en Senegüé mientras vemos cómo evoluciona la situación hace que nuestro plan C (regresar hacia Zaragoza) sea sustituido por un D al contemplar cómo unos minúsculos huecos entre nubes negras nos permiten ver un bello trocito de cielo azul. No lo pensamos dos veces y encaminamos hacia Panticosa.

Son las 9:45 cuando estamos saliendo del aparcamiento de Panticosa acompañados de una ligera llovizna y cielo todavía encapotado pero que nada tiene que ver con el escandaloso frente inicial.


Nuestra idea es, ya que estamos aquí, hacer un entreno con al menos 1.000 m de D+ y alargar la salida lo que la climatología nos vaya permitiendo.

Corremos por la pista que asciende a las dormidas instalaciones de la estación de esquí, acompañados ya de un sorprendente y bien recibido sol primaveral.

Pajarillos, caballos y marmotas salpican el paisaje de estas praderas intensamente verdes. Subimos sin pausa hasta alcanzar la cima del pico Mandilar (2.211 m) para descenderla un poquito y volverla a subir, cosas que pasan y que justifican así los 1.200 m de D+ que llevamos ya desde nuestra salida de Panticosa, hace escasamente 1h 20 min.


Telera al fondo y Búbal a nuestro pies desde El Mandilar.



Magnífico mirador desde el que contemplamos a nuestros pies el Valle de Tena y frente a nosotros toda la cadena montañosa con Peña Blanca, peña Roya, Sabocos, Mallo las Peñas, Forato, Ripera y Tendeñera. Toda ella todavía con un buen adorno de nieve.

Sabocos y el ibón de los Asnos
Suben nubes y nos cae alguna gota traída por el viento. Aprovechamos la tregua climatológica y seguimos corriendo ahora hacia el ibón de los Asnos y de allí al precioso e idílico ibón de Sabocos. Reponemos fuerzas con algún bocado en su cabaña de pastores.

¿Es este ibón idílico o no? Ibón de Sabocos.

Ibón de Sabocos

Parece que los dioses de las tormentas han querido preservar  esta zona a salvo de su furia para que podamos disfrutar durante unas horas de cada paso que damos.

Ascendemos a la cima del Monte El Verde (2.295 m), otro mirador más del Sabocos y de los ibones por los que hace un momento hemos pasado. Viendo que seguimos alejados de las nubes más negras decidimos alargar un poco más el día y regresar a Panticosa descendiendo por el valle de La Ripera, siguiendo la PR y completando así un recorrido circular, improvisado sobre la marcha, que es como suelen surgir las actividades más satisfactorias.


Ascendiendo los últimos metros del Monte El Verde.

Desde El Verde, vista hacia el Mandilar, ibón de los Asnos y el ibón de Sabocos.

Regresando por el valle de La Ripera.
Precioso sendero el PR de La Ripera a Panticosa.

Victoriano, David y Manuel.
Al final 3h 45 min incluidas paradas para un recorrido cercano a los 1.800 m de D+ y tal vez rondando los 20 km (??). Y para broche de este inesperado día, unos buenos y recomendables bocadillos de revuelto de ajetes con tomate natural en el bar Peña Blanca de Panticosa. Ninguno de los tres (Reburun, Victoriano o yo), pedimos más para pasar un día completamente feliz.

EN BLANCO EL ITINERARIO SEGUIDO
  
MÁS FOTOS           

5 comentarios:

cansamontañas dijo...

¡¡Buena excursión colegas!! Está claro que cuando os juntáis tres monstruos no hay tormenta ni borrasca que os eche para atrás. ¡¡Y qué bonitos están esos ibones!! ¡¡Y qué chula la cara norte de Tendeñera y Sabocos!! Oye Manu ¿Qué pasa si la de la Pala de Ip la hacemos este finde? Sábado o domingo, cuando quieras.

Manumar dijo...

Este próximo sábado lo tengo "cogido", me voy a la Cara Amon en el día. Pero tranqui, que la dejaremos pendiente para otro (28 - 29 o siguientes????).
La verdad es que tuvimos una suerte tremenda con el tiempo. Luego cuelgo el video......que esto es ya vicio.

carmar dijo...

Con semejante trio no me extraña que copeis los podiums de las carreras.
Supongo que un objetivo para este verano, que ya tendreis bien estudiado y planteado, puede ser la vuelta al Vignemale ¿Me equivoco de mucho?
Ánimo y a seguir por estos derroteros, que sois unos portentos.

Manumar dijo...

No te equivocas no. Ya sabes que lo del Vignemale es otro de los asuntos pendientes. Cada año que se pasa sin hacerlo, sólo sirve para que se añadan a los planes nuevas "variantes". Espero que este verano sea posible.

Monrasin dijo...

Que fotos!
Que paisajes!!
Que corredores!! (bueno, estos más normalitos!)
Las próximas fotos te las hago yo Manu. El próximo sábado.